Un “monstruo” apodado “El chicle”

La mujer barbuda, el hombre con dos cabezas, la niña con cuatro piernas… Hasta no hace tanto los monstruos eran uno de los principales atractivos de los espectáculos circenses. Cada circo que se preciase debía tener una o varias de esas monstruosidades, o fenómenos de la naturaleza, que ofrecer al público. Casi siempre los espectadores ...